Unidos Por Medio Oriente

Denuedo y obediencia

Muchos de nosotros hemos escuchado hablar de Juan, con el sobrenombre de “El Bautista”. Su nombre está presente en los evangelios y su vida es el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento sobre un precursor que prepararía el camino al Mesías.

Tal como Marcos 1:2 (RVR60) afirma:

“Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío mi mensajero delante de tu faz. El cual preparará tu camino delante de ti.”

Juan el Bautista marcó una nueva etapa anunciando la llegada de Cristo a la tierra y su estilo de vida se caracterizó por la austeridad y entrega. Estas características de Juan nos deben motivar a compartir el Evangelio de Jesús sin miedo y con una disposición a entregarlo todo.

Desde su nacimiento fue apartado para el servicio a Dios, fue lleno del Espíritu y caminó en el poder de Elías para preparar el corazón del pueblo para la venida del Señor.  El testimonio de Juan nos enseña a declarar el Evangelio con denuedo. Su ejemplo nos muestra cómo debemos a seguir a Cristo de una manera radical.

Él tuvo muy clara su misión y fue obediente a su llamado a ser una voz que clama el mensaje de salvación. A pesar de las amenazas que recibió, no temió perder su vida con tal de proclamar siempre la verdad.

La vida de Juan nos llena de esperanza, en Cristo, para mantenernos firmes en el mundo que estamos viviendo. Dios sigue llamando a hombres y mujeres para que anuncien las buenas nuevas sin temor y preparen el camino para el regreso de Jesucristo. Te animo a obedecer a Jesús de manera radical y así poder cumplir el llamado que ha puesto sobre tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Recibirás una carta mensual de noticias en tu correo electrónico